sábado, 15 de octubre de 2011

Poca fantasía para tanta realidad...




Le ocurría que a veces, cuando se tumbaba allí, bajo las estrellas, podía sentir el poder de estas.  A veces sentía que incluso le hablaban. Solía tumbarse allí, bajo el cielo estrellado de las noches de invierno, era mucho mejor entonces que en los meses de verano, aunque necesitaba tres mantas de más para esconderse del frio, o también para dejar todos sus miedos bajo ellas. Lo hacía cuando tenía algún problema, cuando sentía que algo iba mal o cuando imaginaba que las cosas podían ir mejor, las estrellas siempre le daban la razón, las estrellas siempre le daban la solución a todos sus problemas y, de vez en cuando, cuando más parecía que lo necesitaba, una estrella fugaz cruzaba la bóveda celeste, como diciéndole que pidiera un deseo, que le sería concedido. Nunca se le había cumplido ninguno, pero seguía creyendo en ellas. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde y ella no estaba dispuesta a perderla. Esa noche el cielo estaba completamente despejado y las farolas apagadas a causa de un apagón. Eran en esas noches en las que más estrellas se observaban. Se subía a la parte más alta de su casa, con su telescopio, que iba siempre con ella e intentaba buscar constelaciones. Cuando las encontraba, se imaginaba viviendo allí. Las estrellas siempre le parecieron un sitio estupendo para vivir o, al menos para acampar una temporada, pero el camino hasta allí arriba debía ser largo. Pero siempre que podía se imaginaba viviendo allí en la segunda estrella a la derecha y todo recto hacía el amanecer.
Odiaba crecer, no quería hacerlo por nada del mundo, sabía que era algo que no podía controlar, pero pensar que quizás había un País de Nunca Jamás siempre le había parecido fascinante.
Poca fantasía para tanta realidad... 

3 comentarios:

  1. ....Solo es una fantasia ¿verdad? pero tu y yo que somos?...me encanta el cuento de Peter Pan.Besos Lucia.

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo que las estrellas tienen un extraño y enigmático poder maravilloso... :)

    ResponderEliminar
  3. Precioso :)
    Me encanta lo que escribes y cómo lo escribes!
    Un besito!

    ResponderEliminar