viernes, 1 de abril de 2011

¡Felicidades!


¡Felicidades! Esto no es una felicitación por un día especial. Hoy no es tu cumpleaños, no es tu santo, ni tu aniversario, ni ha sido tu primera vez, ni ha sido tu graduación, ni has sacado un diez en  una asignatura, no, este no es un simple felicidades de los días especiales, aunque en cierto sentido no lo es porque no han sido un día ni dos, han sido varios días, semanas, meses. Has llorado, has intentado sonreír, reír, jugar, plantarle cara al problema, pero siempre te resbalaba una lagrima, te salía una sonrisa falsa que pronto se convertía en  una mueca de tristeza y dolor, esa que no me gusta nada verte en la cara, y eras incapaz de hablar.
 Ahora puedes decir orgullosa, con la boca bien llena y con la cabeza bien alta que has vuelto a ser tu, y que las sonrisas han reemplazo al dolor. Que tu cabeza esta tan alta como siempre lo había estado, sin mirar las piedras que había en el camino y cayéndote siempre que hiciera falta.  Sin mirar hacia abajo por que te da miedo la caída, tu siempre mirando al frente, es algo que admiro de ti, siempre miras al frente, nunca miras hacia abajo o hacia atrás porque tienes miedo o extrañas algo que dejaste en tu pasado. Y ahora no lo haces, no, no lo haces para nada, tu cabeza solo mira hacia el frente, esta recta y sin ninguna clase de movimiento, no mira a derecha o izquierda, solo mira recto hacia el horizonte, no mira hacia ningún otro lado porque está segura de que ha ganado, de que no tiene ninguna clase de duda. Por eso te felicito, por haber aguantado, superado y vivido uno de los peores tropiezos de tu vida, que no el peor, pero si ha sido un gran tropiezo. Aunque aun no te hayas llevado el verdadero batacazo, ese que si que te deja sin saber qué hacer y con la duda de derecha o izquierda.
Este tropiezo fue solo eso, tropiezo  y un pequeño rasguño en la rodilla, pero aun así, duele. Este tropiezo te ha servido para darte cuenta de la realidad, para darte cuenta de todo lo que tenías y  de lo que no te habías dado cuenta siquiera, y de todo lo que creías tener pero no tenías. Felicidades también por que no lo has superado como la mayoría de la gente, haciendo caso omiso al problema e intentando pasar de él. Tú has llorado, has sufrido, te has tirado en la cama y has pensado en todo lo pasado. Entonces sí que mirabas al pasado, tratando de no borrar de tu mente todos aquellos momentos y para no hacerlo, también has mirado fotos, has mirado cartas, y regalos y has soñado con la reconciliación y la comprensión que nunca llegó, pero por fin decidiste desistir.  Decidiste dejar de pensar en los demás, decidiste dejar de pensar en los demás, para solo hacer lo que fue mejor para ti, mirar para y por ti, solo para ti, la persona más importante de tu vida. Una chica que es fantástica, inteligente, guapa, que es de las mejores amigas que te puedes poner delante y no arrepentirte de darle todo tu cariño, risueña y las tonterías son siempre su mayor afición. Pero tiene el defecto de hacer todo por alguna persona sin mirar las repercusiones que puede ocasionarle a ella, a veces es un poco estúpida por que no sabe valorarse y no saber  ver todo lo que vale… aunque a veces también se ha equivocado, se ha confundido de camino y no ha sabido bien qué hacer con exactitud, esa es, sí, desde luego que esa es la persona por la que mas debes mirar, la persona que te acompañará por el resto de tus días, todos sin faltar uno, que estará contigo cuando te falte la fuerza y no puedas luchar más, que estará contigo cuando quieras decidir algo o desistir en algo, que te ayudará a llorar si te hace falta y a reír si lo ve necesario, que te ayudará todos los días, que te querrá por cómo eres. Esa si es la persona más importante de tu vida, por la que más debes de mirar, solo por ella y solamente ella. 
Aunque tampoco puedes dejar de pensar a veces en los demás que te rodean, en los que de verdad valen la pena y sabes que te ayudarán, de esas personas tampoco te olvides nunca.  Pero te lo vuelvo a repetir, felicidades, felicidades y mas felicidades, y me llevaría repitiéndotelo todo el día y toda la noche si hiciera falta, porque me siento orgullosa de ti, y sé que tú misma estás orgullosa de ti, y eso es lo mejor del mundo, sentir que has conseguido algo que creías imposible, inalcanzable y que ahora lo tienes delante de tus ojos. Fíjate solo ha hecho falta para superarlo muchas sonrisas, ganas de luchar, esa persona que estará todos los días y las que te apoyarán siempre en todo. Y lo bueno de todo es que has aprendido a ver que no todo tiene un final si no que cada final tiene un nuevo comienzo…
MMP, se feliz  siempre y sin excepción...

4 comentarios:

  1. estupendo ^^, yo creo que también me estoy levantandode un momento de caída sin fondo, en ello estoy...
    que buena amiga, o prima xD

    ResponderEliminar
  2. Lucía, no dejes esto de escribir, porque sin duda es un don que tienes y que cada vez estás desarrollando más, mejorando con cada reflexión que incluyes en este blog. Estoy muy orgullosa de ti, a ver cuando te animas a escribir un cuento o un relato corto, puede ser tu próximo reto y estoy segura de que lo superaras con nota. Por cierto, a ver para cuándo organizais una comida o merienda tus compis y tú y nos ponemos al día, que me acuerdo muchísimo de tod@s vosotr@s! Regina

    ResponderEliminar
  3. Regina! me encantaría verte, a mi y a todos. Nos acodamos mucho de vosotros y nos gusta que os acordéis de nosotros. Gracias por tus ánimos, ya te escribiré algún correo para estar en contacto. Si organizamos algo te avisaré no lo sudes. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Princesita, Gracias por pasar por mi blog y por leerme, yo la verdad he estado desatendiendo el mío, por ello a veces solo comento a algunas personas, pero ahora me suscribo al tuyo así podré saber de tus actualizaciones, te dejo un besito enorme, nos vemos.

    ResponderEliminar