lunes, 21 de marzo de 2011

Aprender...


De nuevo hoy miras detenidamente y te das cuenta de que en la vida en algún momento te arrepentiste de algo que hiciste mal, de algo que no deberías haber hecho, de algo que te quitó lo más grande que tenías y que ahora por tu estupidez no tienes y quieres recuperar.
Sientes la necesidad de aire libre, la necesidad de volver a ser niño y hacer un avión de papel y tirarlo por la ventana más cercana, gritar a los cuatro  vientos cómo te llamas y quién crees ser, solo una persona con ganas de soñar, con ganas de gritar y de comerte el mundo de la mejor manera posible, pero bebe mientras un poco de agua, puede que te atragantes y no salgas bien parado.
Cáete las veces que haga falta y levántate otras tantas, todas la veces que sean necesarias y las que no lo sean, trata de no caerte, pero no evites las caídas, y cuando te levantes mira al frente, levanta la cabeza, ponla bien alta y no permitas que se vuelva a bajar. En la vida te arrepentirás de tantas cosas,  tantas que a veces solo pensarás que todo lo que haces lo haces mal, pero no es así, todos nos equivocamos y tenemos derecho a hacerlo, las equivocaciones nos hacen más personas y más humanos de lo que ya somos, las equivocaciones nos hacen más imperfectos dentro de la imperfección que ya nos inundaba y nos da fuerza para saber lo que hicimos mal.
Equivocarse no trae dolor, aunque a veces parezca que si, la equivocación trae segundas oportunidades, siempre una segunda oportunidad. Todo el mundo la merece y cuantas sin embargo no la tienen. Pero no importa, si no tienes una segunda oportunidad es porque la persona que no te la da no vale del todo la pena, o quizás sí que valga la pena, pero el rencor la tenga tan apoderada que no pueda dar esa nueva oportunidad, pero si solo es rencor, terminará desapareciendo y seguro que la tendrás para poder  rectificar tu equivocación y no dejar que vuelva a suceder. Para aprender  lo que se pierde y lo que se gana, lo que se deja de tener y lo que quizás se vuelva a tener, no es lo mismo una persona que una foto o una carta, que un regalo o dibujo.
 Enfréntate a la vida, tal y como es, tan dura como el mármol, chócate con ellas las veces que haga falta, quizás te salga un chichón pero no importa, eso no importa ahora, lo que importa es que te caigas, cáete, sufre, hazte heridas y dejan que curen sin anestesia… es la única manera de aprender….

8 comentarios:

  1. sí, ademas, no hay más remedio... Podemos rectificar los errores, o tal vez no... Nos dolerá, pero tenemos que aguantar...las caídas son duras, pero ninguna podrá hacer que te derrumbes ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Pero chiquilla, ¿tu como sabes tanto a tu temprana edad?. Muy bueno este texto, pero intenta poner algún punto y aparte que ayuda a la lectura

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa!!! :) me he vuelto a pasar hoy!! no he podido evitarloo!!! ha sido, anda otra entrada!! y darle inmediatamente!!! estaba desenado leerloO!!! y sinceramente, nada debe torcer tu caminoO!! debes seguir adelante y que nada te tumbee!!! un besoo muy fuerte!!
    Si puedes, pasate por mis blogs! :)

    ResponderEliminar
  4. Una niña de trece años cuyos únicos conocimientos se llaman soledad, desesperación, miedo, dolor…
    Hasta que un día su vida da un giro de 360º. Se adentrará en un mundo de fantasía, aventura y magia, pero sobre todo en el maravilloso mundo del amor.
    Mucha gente se ha sumergido ya en el mundo de Yarah, mundo creado a partir de un maravilloso sueño. Uno de esos de los que jamás despertarías.
    Si quieres leerlo, puedes hacerlo en mi blog http://yarahaguayfuego.blogspot.com/ Si es así espero que te guste y me des tu opinión. Gracias por tu atención.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos, me da mucha alegria que os guste lo que escribo y me deis vuestra opinión, gracias José María, tendré en cuenta tu consejo! :)

    ResponderEliminar
  6. Pero criatura,como puedes escribir esas cosas si no te ha dado tiempo a experimentar tales sentimientos....???.Besitos Lucia

    ResponderEliminar
  7. Hola,me encantó tu entrada.Sobre todo,lo que dices al principio,cuando hablas de los arrepentimientos y de las pérdidas,por tales,arrepentimientos.Me gusta mucho como escribes,porque me identifico mucho.Te agrego para seguir leyendote,desde hoy te sigo,
    saludos desde mi lunaoscura.

    ResponderEliminar
  8. Increible, me encantó...Porfavor sigue escribiendo... :)

    ResponderEliminar