sábado, 19 de febrero de 2011

Recaer...


Cuantas veces has desistido o te has cansado, has sentido que aquello ya no tiene sentido, que no sientes lo mismo, que no lo quieres sentir más, que quieres ser libre y soñar con un futuro tan libre y lleno de toda clases de emociones y de decepciones, de sueños que se cumplen, de viajes, de gente nueva, de aviones en los que embarcar, de maletas en las que empaquetar tus cosas, has soñado tanta veces con un futuro tan lleno de las cosas que siempre has querido, que luchas en un presente para que el futuro se cumpla lo más fácil y rápidamente posible. Crees que es posible, pero no bonita, siento decírtelo, no todo es tan fácil, ¿Cuántas veces has vuelto a caer en la misma piedra? ¿Debes de llamarle piedra? No mejor llamarlo arcoíris, cuantas veces te habrás cruzado con él, con el mismo que siempre llena tu camino de los colores de la felicidad, ayudándote y haciendo tu presente un poco mas pasajero y no menos soñador que cuando no te alumbraba. Te das cuenta de que si, de que sirve seguir con lo mismo de siempre, que a veces los cambios no son buenos, somos reacios a ellos, no nos gustan y a ti te gusta menos aun, pero alégrate de ello, eso significa un hueco importante en tu corazón para aquella pequeña pero insuperable, insustituible, grandiosa  pieza, que siempre está a tu lado enfundándote mas ánimos que los que tú misma te puedas dar. No dejes atrás algo que está en tu presente, ya ha estado en tu pasado y sí, acéptalo, es muy posible que esté en tu futuro y no lo puedes negar, no puedes dejar de reconocerlo. Que puede ser que a veces pienses que aquello que estás haciendo no está bien, que estás volviendo a recaer en el mismo sitio y no te gusta aquel lugar, sin embargo, te equivocas, es el lugar más bonito en el que has estado nunca, del que no te quieres mover, a veces va a parecer que lo odias, que no puedes con él, que no es tu lugar, que aquello no debe de ser de nuevo real, que debes de luchar por cambiar de sitio, sin embargo, es mejor fijar un mismo sitio que intentar buscar otro distinto, puede que los demás ya estén ocupados, disfruta el sitio que te cede la vida, porque puede que nunca más vuelva a aparecer, y piénsalo bien, si ha vuelto a ti tantas veces, quizás es porque tu único e insustituible sitio es aquel. Aquel sitio que te hace temblar, llorar, reír, recordar, soñar, vivir, volar, mentir, mentiras piadosas eso sí, sufrir… Aquel que te hace pensar que la vida no es solo un sueño en el que hay que soñar despiertos y sin paracaídas, que la vida es real, que la vida es para vivir con los pies en el suelo, pero no sin dejar de andar un poco por las nubes, pero no dejes que este camino por encima de las nubes se haga una costumbre, no dejes que se convierta en tu camino. Camina sobre las nueves cuando sea necesario, ojala que sea la mayoría de las veces, las otras… mejor trata de tener los pies bien puestos en el suelo, si estás en las nubes y de repente caes, la caída puede ser muy pero que muy aparatosa…

Para BOV para que nunca dejes de soñar…

1 comentario:

  1. eso es lo malo, a veces no puedes evitar sentir que quieres caer...

    ResponderEliminar