viernes, 8 de octubre de 2010

Deseamos...!


Aunque todas sabemos que es prácticamente imposible tener exactamente lo que queremos todos soñamos con cosas, cosas que por una lado o por otro pueden o no ser realidad, deseamos que la vida nos valla de maravilla, que no tengamos ningún problema, que no haya ningún momento de tristeza, que todo nos vaya bien, que saquemos un diez en todo, que tengamos al chico ideal y aunque sabemos que es imposible lo hemos pensado, una vida prácticamente fácil ya que no hay nada que la perturbe, pero no existe, eso solo se ve en las películas, en aquella en las que a veces nos encantaría estar pero es tan poco posible, que las esperanzas de que tu vida sea así se van mientras ves la película, aquella en la que la chica lucha contra todo y todos para conseguir que la chica popular y a la vez la más malvada deje de rechazar a la desplazada, y la que al final consigue al chico guapo y bueno por el que todas están locas. Todas o al menos casi todas lo deseamos o ha pasado alguna vez por nuestra cabeza. Pero de lo que si estoy segura de que todas y todos vamos a tener es un beso de película, uno de esos que se dan en cualquier lugar, en la calle en medio de un paso de peatones, en la playa o un parque a la luz de la luna o con el sol tocándoos la cara, en la salida del metro, en una estación de tren, en la parada del autobús, en el cuarto de le o ella, porque estas contenta triste, porque es una reconciliación, un reencuentro, una buena o mala noticia, un orgullo para ti. Entonces llega, y con un suave movimiento posa sus manos sobre tus mejillas las cuales están ardiendo por el rubor que te causa su cercana presencia, luego lenta muy lentamente se va acercando hasta que sus labios con un suave y cálido movimiento tocan los tuyos y en ese momento te sientes flotar, como si nada de lo que estuviera a tu alrededor te afectara, sientes como si fuera el primero aunque no lo sea, aunque antes de ese haya habido muchos más, luego cuando acaba la presión y mueve sus labios aun posados contra los tuyos, sientes el dulce sabor a chocolate que se comió dos minutos antes, y sus manos antes posadas sobre tus mejillas, ya no descansan allí si no que ahora se esconden entre tus cabellos, los moldea de la forma que quieren sus manos, y mientras ambos movéis rítmicamente los labios, con un nuevo ritmo inventado sientes como un mordisco en tu labio inferior hace que sientas un suave y ligero sabor a sangre en la boca, pero no te molesta, sigues con él entre tus brazos, tu manos también como las suyas entre sus cabellos, están suaves, te gusta el tacto, pero no solo el del cabello, si no que te gusta el roce de tu cuerpo contra el suyo, el cual se produce ante el fuerte apretón que se produce cuando sus manos van a parar a tu cadera y te empuja hacia su cuerpo como si de dos imanes se tratasen, sientes la sangre en tus venas, corriendo a mil por hora, te preocupa tu pulso, rápido bajo tus muñecas, y entonces sin saber cómo sabes que hay que acabar, sus manos pasan poco a poco de nuevo a tus mejillas ahora más calientes aun, y con cuidado como si de un bebé se tratase te aparta tu cara de la suya y os miráis, y sientes como su frente se posa sobre la tuya, “te quiero” dos simples palabras que hace que todo desaparezca que solo exista él y tu, da igual donde estéis todo desaparece, la gente el trafico, los semáforos, el olor a dulces que llega de la pastelería que está a la vuelta de la esquina, el sol, la luna, el cielo, el grito ahogado de tu madre, que sin darte cuenta te acaba de ver por la calle, las conversaciones, las bocinas de los coches, el viento, el mar, todo desaparece a tu alrededor y solo lo ves a él y solo eres capaz de escuchar esas dos palabras que se han quedado rebotando en tu cabeza, como un insistente disco rayado, te sonríe y le devuelves la sonrisa. Eso es un beso de película y todos tendremos uno en la vida, pero cuidado hay que escogerlo bien, porque solo va a haber uno, vas a creer que has tenido miles, pero no, solo vas a tener uno, esa sensación no se da más de dos veces, pero no hay que alarmarse, cuando te llegue ese beso lo sabrás, por que ante todo será el mas especial…

1 comentario: